sábado, 15 de julio de 2017

Ana Romero: cardeno corazón

Desde los campos de Cadiz, hoy os traigo una ganadería que puede ser uno de los representantes mas puros del encaste Santa Coloma. Formada en origen por la compra en 1963 de la mitad de las vacas y algunos sementales que componían la ganadería de Alipio Perez-Tabernero, mas de línea Graciliano dentro del encaste. Con posterioridad se añadieron varios sementales de Joaquín Buendía que cambiaron el tipo, aunque alguno mas ibarreño se aprecia todavía.  Hoy el tipo que se puede ver es el reflejo de lo que es el toro prototipico de Santa Coloma, armónico, con la caja justa, y una enorme seriedad que no viene de los kilos, ni el tamaño, ni la longitud de las astas, sino de la armonía y esa mirada que tanto miedo hace pasar a los toreros. 
Como se pueden ver en las fotos, los toros lucen trapio y seriedad con algunos con más cara que también salen en este encaste.
Para este año, los toros tienen destino las Ventas, en un desafio ganadero al que irán tres,y la corrida de Azpeitia donde el año pasado la ganadería lidió un buen encierro.
Las novilladas tendrán como destino, la final del certamen nocturno de Las Ventas,con terna triunfadora del ciclo, La feria del arroz de Calasparra y otra mas que se correrá en Peralta.

Agradecer al ganadero su amabilidad al realizar el reportaje